Murió Tata Güines, el rey de la percusión

858 views

Le conocíamos como Tata Güines y le sacaba sonidos del alma a los cueros.

tata4.jpgSu verdadero nombre era Arístides Soto Alejo. Nació en un pequeño poblado de la provincia cubana de La Habana, llamado Güines el que inmortalizó al insertarlo en el mapa del mundo como seudónimo artístico. Cuando lo escuchaba tocar, alguien exclamó una vez, conmovido: Vuela, Tata Güines. El apelativo rasgó el aire como una música adicional.

Tenía 77 años, y por voluntad propia, fue sepultado ayer en su Güines natal.

tata3.jpgLos que  conocimos a Tata Güines pudimos observar, cuando tocaba, sus manos ásperas, duras, paradójicamente celestiales, con las que arrancaba al tambor sonidos perturbadores, una cascada infinita, percutiente, frente a la cual nadie podía permanecer impávido.

Tata Güines lo ponía todo al servicio de extraer sus secretos a esa caja tubular de madera coronada por una cubierta de cuero pulido, resistente. Nadie como él podía extraerle sus jugos secretos, su alma vibrante. Al servicio de la percusión lo ponía todo: las yemas de sus dedos, la palma, las uñas casi cortantes, cariciosas, pero también su cuerpo, el rumor ardiente de su sangre, sus ancestros africanos.

La diva Omara Portuondo confesó a ArtistasMiami.com vía telefónica que “me conmovía escucharlo. Siempre. Cada vez era una experiencia única.” Dijo directamente desde la funeraria habanera donde se velaban los restos del percusionista. Otro de los grandes de la música latina, el artista de la guitarra, el compositor Leo Brouwer, comentó: “en Tata Güines hay un elemento que no hemos valorado en toda su magnitud: con las uñas, yemas, dedos y manos construye una orquesta de timbre que sobrepasa el papel esquemático de la percusión y el ritmo”.

La elocuencia de sus uñas. A eso se debía, según los especialistas, una de las claves de su estilo personal, alimentado con “técnicas de aplicación del drum al instrumento”.

tata2.jpgTata Güines paseó en aroma de triunfo por los cinco continentes y cuando se fue tenía un rosario de títulos y honores puestos a sus pies en la isla: la Medalla Alejo Carpentier, la Distinción por la Cultura Nacional, la Gloria de la Cultura Cubana, entre otras.

En Miami, los artistas, músicos sobre todo que actuaron junto a Tata Güines, expresaron su pesar y enviaron a través de ArtistasMiami.com sus condolencias a sus familiares en Cuba. “La música es un arte universal, expresa un sentimiento que traspasa las fronteras físicas y las políticas que nadie puede imponernos”, dijo un músico en el conocido restaurante Versalles, que quiso mantenerse en el anonimato.

Antes de ser sepultado ayer le ofrecieron rituales de tambor en su velatorio, los mismos que resonaron en el sepelio. Solo que faltaba la raíz vibrátil del suyo, perpetuado en el recuerdo de quienes compartieron el privilegio de verlo tocar en vida.

2 Comments
  1. loida

    Agosto 4, 2008 at 8:48 am

    …..” los muertos que uno ama, no se mueren nunca.” soy de guines, tuve el orgullo de trabajar con el y le nombre …” unico e irresistible.”soy feliz de tenerlo como gloria de mi patria, y de mi pueblo. mis condolencias a su familia, y que dios lo tenga junto a el con su musica, para nosotros.mil amores ” TATA “.

  2. Tata Guines Jr

    Marzo 19, 2008 at 10:14 pm

    Saludos,
    Ante todo agradezco el artñiculo que se le publicó a mi padre, quisiera tener contacto con ustedes a traves de mi correo.
    Muchas gracias,
    Tata Guines Jr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *