Don’t miss Italian comic opera at its best!

410 views

Don’t miss Italian comic opera at its best!

PasqualeMainArt6b

Donizetti’s delightful Don Pasquale opens this weekend—an opera the entire family can enjoy! The bright, colorful stage sets the scene: This playful opera will elicit a chuckle or two and send you home with a smile on your face!

There’s no fool like an old fool, particularly when it comes to love and money. Don Pasquale, a reclusive old man with a penchant for cats, runs his small hotel with only a chain-smoking chambermaid, a greasy cook, and an elderly porter. Worried that his wealth will be squandered by his scheming nephew Ernesto, Pasquale determines to find himself a wife. When a distinctly “feline” young lady conveniently turns up, he is smitten. But having a wife brings more complications than he expected.

 

DonMain

Performances:
Saturday, May 7, at 7pm
Sunday, May 8, at 2pm
Tuesday, May 10, at 8pm
Friday, May 13, at 8pm
Saturday, May 14, at 8pm

Order your opera tickets securely online at www.FGO.org, or by calling our Box Office at 800-741-1010, Monday–Friday, 10am–4pm.

ARGUMENTO

ACTO I

La acción sucede en Roma, en casa del maduro solterón Don Pasquale. Don Pasquale ha pedido a su amigo el doctor Malatesta que le busque una esposa, para así desheredar a su sobrino, Ernesto, que no ha querido casarse con una candidata que él le había propuesto y sigue empeñado en hacerlo con una viuda pobre, Norina.
El doctor Malatesta le dice a Don Pasquale que ha encontrado a la mujer perfecta: su propia hermana, Sofronia, recluída en un convento y un dechado de virtudes.
Don Pasquale le comunica a Ernesto que va a casarse con la mismísima hermana de Malatesta. Ernesto se siente traicionado por su amigo.
En realidad, Sofronia Malatesta, es la misma Norina, que ama Ernesto. Malatesta ha ingeniado un ardid para escarmentar al avaro y gruñón Don Pasquale, y favorecer la unión de Norina y Ernesto. Éste último desconoce todas estas artimañas y escribe una carta a Norina, diciendo que debe marcharse de Roma, porque su tío le ha desheredado.
Malatesta da instrucciones a Norina de como debe presentarse ante Don Pasquale, para que este la encuentre perfecta. Cuenta, además con la colaboración de un primo suyo que se va a hacer pasar por notario, para certificar el matrimonio.

ACTO II

Don Pasquale se ha vestido para la ocasión, y está convencido de que va a resultarle muy atractivo a la joven Sofronia. Ordena al mayordomo que una vez hayan llegado el doctor y su hermana, no entre nadie más.
Llega Malatesta acompañado por una Norina-Sofronia, vestida de manera monjil y con una actitud apocada. Se muestra asustada por la presencia de un hombre, manifiesta que no sabe lo que pueda ser asistir al teatro, que sólo se entretiene cosiendo y cocinando. Don Pasquale no puede creer haber encontrado una joya semejante. Ahora sólo desea ver el rostro de la joven, que va cubierta por un velo, al hacerlo, su entusiasmo aumenta al ver la belleza de la muchacha. El notario ya está presente y solo falta la firma de los novios. Pero tan en serio se toma su papel de notario, que manifiesta que faltan dos testigos. Don Pasquale ya lo ve todo negro, cuando entra Ernesto que está forcejeando con el mayordomo. Ernesto, cuando ve a Norina, está a punto de montar un escándalo, pero Malatesta lo tranquiliza haciéndole entender el montaje.
Nada más firmar, Sofronia sufre una transformación. De muchachita mojigata, pasa a ser una mujer que empieza a dar órdenes a todo el mundo, a aumentar el sueldo a todos los criados, quiere más joyas, más vestidos, más caballos…más de todo. Don Pasquale no puede creer que en unos minutos lo que creía que era el cielo se haya convertido en un infierno. Malatesta y Ernesto ya empiezan a reírse de Don Pasquale..

ACTO III

Don Pasquale repasa facturas y más facturas, los criados no hacen más que entrar paquetes que ha encargado su esposa, para el avaro Don Pasquale, cada factura es una puñalada,pero aún le falta lo peor. Sofronia sale dispuesta a ir al teatro, Don Pasquale se niega y ella reacciona dándole un cachete, y deja caer una nota para que su esposo la lea. Eso será la puntilla. Don Pasquale, lee lo que entiende que es una cita de su esposa con un amante secreto en el mismo jardín de su casa. Llama a Malatesta para contarle en que juegos anda su hermana. Cuando el médico llega, Don Pasquale se define a sí mismo como “un muerto que camina”, tal es su estado de frustración y amargura. Malatesta le dice que lo que han de hacer es espiar a Sofronia, y si la descubren con otro hombre, la echarán de casa.
Ernesto, en el jardín canta una romanza y luego se reune con Norina y cantan un duo de amor. Cuando oyen llegar a Don Pasquale, Ernesto se esconde y se queda ella, que dice a su esposo que está tomando un poco el aire.
Malatesta le dice a Don Pasquale que si deja casar a Ernesto con Norina, Sofronia no podrá soportar tener a otra mujer en la casa, y se marchará. Don Pasquale ve el cielo abierto y entonces entra Ernesto que llega para oir como su avaro tío le concede cuatro mil escudos de renta y la bendición para casarse con Norina.
Malatesta dice que no hay que ir muy lejos para encontrar a Norina, porque es la misma Sofronia. Don Pasquale mitiga su sorpresa e indignación con el sentimiento de alivio de haberse librado de la arpía Sofronia.
De esta manera acaban todos contentos y felices.

Tomado de: La Opera