Enrique Iglesias

1053 views

El matrimonio se puede disolver, la familia jamás.

Por San Bledo

Ciudad de Miami.- Abr. 27, 2008.- Como las aves que regresan al nido, hoy retomo mi viejo oficio de escribir, una de las profesiones que, salvo que no se tenga nada que decir, hacen del hombre un verdadero campeón de la libertad de expresión. ¿Se imaginan que no tengo que decirle a nadie qué tengo que decir, cómo decirlo, y a la hora que quiera?… Sin embargo, el eslabón se rompe cuando me digo ¿y quién me lo va a publicar ahora?
Por esa razón, me siento cómodo, hasta ahora, en esta ciudad de Miami, con este sitio ArtistasMiami.com porque, tengo que reconocerlo, no he recibido “peros” cuando he expresado mi opinión sobre un asunto. No es que a mí me “importe un bledo”, pues no tengo la culpa de tener este apellido, que nada tiene de gloria, pero tampoco de desgloria, o de ingloria, a no ser que la vanagloria me impidan ver las glorias.. Pero al grano… a lo que iba. ¡Que estoy vivito y coleando! Y lo mejor: vuelvo a escribir. Y hoy voy a hacerlo acerca de este muchachito, el cantante español Enrique Iglesias.
enrique-1.jpg He estado leyendo la crónica de su gira por la ciudad de México, en uno los recintos más importantes de esa urbe tan bella e injusta, el Auditorio Nacional.

Yo personalmente me alegro de sus éxitos, siempre he admirado a las personas que tratan de hacerse un nicho en este complejo mundo de desigualdades y de abrirse paso, y al mismo tiempo, expreso mi más profundo desprecio por quienes hacen de la envidia una trinchera para atacar despiadadamente a quienes hacen del éxito una virtud.
Digo lo anterior, hoy domingo 27 de abril del 2008 en la ciudad de Miami, porque en esta ciudad ¿ciudad?, más aldea que centro urbano civilizado, pululan quienes hacen de sus frustraciones un pedestal, y expiden un cierto tufo cavernícola. Son quienes se niegan y hacen de esa negación una profesión, una religión, y arremeten contra aquellos que nos hacen sentir alegrías y satisfacciones con sus obras. (No hablo de los programas de chismes y filosofía de orilla, por supuesto. A ellos voy a dedicar mi crónica de la semana entrante)

images-3.jpgYo personalmente no creo, ni comulgo con esas ideas. Si alguien es genuinamente un creador y nos hace llegar un mensaje, y eso nos hace la vida más agradable, nos identifica con sensibilidades y visiones no imaginadas por nosotros, pues bienvenido sea… No es la hora de cerrar las puertas para hacer balances y rellenar solo las casillas de los desaciertos.

images.jpgEs cierto que no toda la obra de un artista es siempre un logro. José Martí dijo sobre esto algo muy profundo. “Lamentémonos no porque nos falte el Gran Arte, sino porque carecemos del Gran Pueblo del que ha de ser reflejo”. Pero ya llegaremos, digo yo. Esta es una ciudad crisol, nos une un idioma común, y una cultura ancestral arrastrada con honra. No nos destruyamos…. Avancemos. Aplaudamos ese acervo para tener una voz.
De Enrique se ha dicho mucho, y algunos tratan de ver en él al hijo de papá y mamá, famoso


no por sus méritos, sino por la influencia o apoyo de estos. Bueno, y ¿qué tiene de malo eso? ¿Por qué motivos unos papás famosos y con recursos no van a apoyar a un miembro de la familia? Una cosa es que el chico carezca de talento y nos lo

traten de imponer y otra que confíen en sus cualidades y le apoyen. ¿Pero es este el caso? A mí no me consta, y al mismo tiempo, cambiaría mi admiración por don Julio y doña Isabel, si supiera que no son buenos padres de familia, independientemente que ya no sean una pareja. Una cosa es el matrimonio, y otra la familia. El matrimonio se puede disolver, la familia jamás.
El chico se ha ganado un lugar, y se ha mantenido, tiene encantos, ha mejorado su manera de interpretar, y se ha hecho de buenos compositores como Roberto Morales, para entregarnos magníficas canciones. Lo demuestran estos dos conciertos en la tierra del tequila y el maíz. Y yo me he sentido feliz con la noticia, porque tenemos relevo, porque el arte no está muerto, porque no es cierto que la ciudad de Miami es el cementerio de los artistas, porque hay público para el arte y porque he revivido con esta experiencia, aquellos momentos cuando caminábamos kilómetros con un enorme acetato debajo del brazo para disfrutar de un favorito en la casa de alguien que tuviese un tocadiscos disponible.

Video de Enrique Iglesias:

2 Comments
  1. enrique eres super guapo oja tangas mucho exito

    Marzo 26, 2012 at 4:39 pm

    super guapo telomand ade sir tu almiradora bay cuidate

  2. maribella

    Septiembre 23, 2008 at 6:26 pm

    hola enrique eres lo mas bellooooooooooooo del mundo cantas super bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen me gustaria conocerte o ir a uno de tus conciertos………………………………… te quiero cuidate besos………….. atentamente tu admiradora mary…………………………………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *