Ibrahim Ferrer.

925 views

ibrahim-ferrer.jpgNació en 1927 en Santiago de Cuba. Tuvo una vida muy difícil. A los 12 años quedó huérfano de padre y madre y tuvo que trabajar para sobrevivir. La música fue, desde los 14 años, su fuente de ingreso y llegó a cantar en las más importantes orquestas cubanas. Tuvo una larga carrera artística de más de 60 años que aparentemente había concluido a finales de los años 80 para dedicarse, sin que nadie supiera por qué, a limpiar zapatos.Cuando ya estaba retirado y disfrutando de “su nuevo trabajo” en su país natal, fue llamado por sus amigos para  “hacer algo” con Ry Cooder un desconocido productor que a la sazón, había ido a Cuba como cazatalentos y había apostado por los que ya lo habían demostrado por años. A su voracidad empresarial se debe el mundialmente conocido disco “Buena Vista Social Club”,  en el cual desfiló una constelación cubana de grueso calibre, entre ellos Ibrahim.

Esel álbum “Buena Vista Social Club” lo insertó de nuevo en los cinco continentes junto a sus contemporáneos Rubén González, Omara Portuondo, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Barbarito Torres y Guajiro Mirabal.

Ibrahim Ferrer fue esencialmente un sonero pero durante los últimos años había incursionado en otros ritmos.

En su último disco “Mi sueño, a bolero songbook”, interpretó boleros como “Perfidia” o “Quiéreme mucho”.

El cantante veterano  cubano Ibrahim Ferrer murió en un hospital de La Havana a los 78 años.

Con la muerte de Ferrer, la música cubana pierde a uno de sus más puros intérpretes, uno de los artistas que a pesar de su avanzada edad supo rescatar los ritmos tradicionales y recorrer con ellos el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *