Magnate uruguayo compra canal de tv en Miami

531 views

 

Por San Bledo

atvEn Miami hay una triste y desvencijada organización política llamada Vigilia Mambisa y la media docena de decrépitos miembros que la integran son más conocidos por su bufonesca acción de quebrar  con una vieja aplanadora la obra de artistas que tengan alguna relación con el gobierno de la República de Cuba que por sus acciones encaminadas a poner en jaque al sistema que los cubanos libremente han emprendido.

Pero Vigilia Mambisa, con su atorrante grosería de espectáculo circense de orilla, en realidad no gasta el abundante dinero que recibe por sus actividades anticubanas, en la compra de discos, libros o vídeos de creadores tanto de Cuba como de USA, sino que adquiere cajitas baratas de discos vírgenes en la Farmacia de Luis, ubicada precisamente a un costado del promocionado restaurante Versalles, (muy bueno por cierto) en la calle 8 de Miami.  Vigilia Mambisa, aunque parezca irrisorio, es la punta visible del iceberg de un rancia y desfasada corriente fascistoide  agazapada en los medios de comunicación del Sur de la Florida que hacen zafra entonando dulces canciones a los oídos de una caverna que ha hecho del miedo, la agresión y la intransigencia, la bandera que enarbolan Saavedra y sus secuaces.

No hay  globero, perdón, bloguero que inflado por una visión miope de la realidad  a partir de los trillados guiones salidos de personas carentes de honestidad y talento, que no se sume en breve a las nóminas de “periodistas”  de los medios miamenses. ” ¿Qué quieres que te diga?, no te preocupes, que yo lo invento”,  parece ser la postura genuflexa de un triste pelotón de marionetas donde hay dominicanos, uruguayos, argentinos y hasta algunos baby ankorss cubanos.Sevced

Uno de ellos, un uruguayo de cuyo nombre no quiero ni acordarme, ha sido uno de los más beneficiados en el mercado de la infamia, la mentira y la difamación.  El susodicho acaba de comprar el antiguo canal 41 América de Tv otrora emporio de Omar Romay, un habilidoso argentino que tuvo suficiente olfato para explotar el filón de la emigración cubana primero, y venezolana después,  para inflar sus arcas. Pero ahora el uruguayo acaba de adquirir el medio, al contado, dicen que pagó con 103 millones de mentiras, tergiversaciones, calumnias y un poco de la bilis que le quedaba luego de su despido del canal 51 para poner en su lugar al cubano Díaz-Balar, más eficiente que él, desde luego.

La primera medida pública del nuevo CEO de América Tv, transmitida en vivo por el mismo canal, fue prohibir la entrada al canal, y desde luego a los programas, a un reguetonero cubano llamado Osmani García famoso por su controversial obra musical y por el desenfado con que aborda con un lenguaje muchas veces marginal, los asuntos más serios.  El odio del furer uruguayo contra García parece que salió a la luz cuando el artista le plantó un desembargo al estilo Normandía y se negó a decir lo que el furorcito quería que dijera para la letra de la dulce canción que le había prometido a la caverna.

Así las cosas, quién se iba a imaginar que Saavedra con Vigilia Mambisa iba a trascender de manera tan notoria. Nada, cosas que ocurren cuando los anchors se salen del guión…  Esperamos que con la adquisición del medio televisivo por parte del uruguayo, nos enteremos ahora de los problemas de su país, y no solo de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Chile, Brasil y Ecuador, donde según él el pueblo está equivocado.  Tal vez ahora como ciudadano de su país, se ocupe de hablarnos de él, y entonces sepamos de la miseria en que viven muchos uruguayos, el porqué hay tantas jovencitas prostituyéndose para sobrevivir, porqué emigran en busca de mundo mejor, como el caso del nuevo magnate… En fin, cosas veredes, Sancho… por eso ladran los perros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *