Paulina Gálvez o el hechizo de Taitantos

1277 views

Por Raul Acosta

Especial para ArtistasMiami.com

 

scan0001

En Miami el arte escénico largo tiempo ausente comienza a dar pasitos como el bebé que aprende el equilibrio, se tambalea, cae y luego se levanta para erguirse sobre la necesidad de su propia existencia.

Y es que la llamada ciudad del sol ya no es solo aquel bastión de teatristas  nostálgicos y politizados tratando de sobrevivir con la peor herencia del bufo, sino que, por suerte, otros acentos nos llegan con creadores de nuevas sustancias.

Aunque el panorama es dominado por una visión que parte del criterio de que es preferible darle al público lo que quiere antes de sucumbir  con lo que queremos que quiera, las salas, pequeñas desde luego, se están llenando.

Paulina Galvez
Paulina Gálvez la actriz española que le da sentido al teatro en Miami

Me complace ver un panorama un tanto diferente. Si por mucho tiempo se afirmó que en Miami no había público para el teatro, y que sólo las comedias simples movían a algunos espectadores,  la realidad cambiante en el abanico demográfico está forzando una vuelta de timón.  Y a mi modo de ver, la persistencia de esos artistas ha sido la gota constante que rompió la fuente.

El teatro de pequeño formato, las piezas con menos personajes, la cotidianeidad temática nos están regalando, por su bajo costo, una ventana meritoria.

Así fue como hace poco días mi nostalgia por las buenas actuaciones, por el arte de aquellos “monstruos” de la escena que ya no están, quedó estremecida cuando bajo la luz cómplice de una pequeña salita de la Pequeña Habana, una versátil actriz  ( Paulina Gálvez ) tejía los hilos, mágicos, seductores, para dibujar con una gama de suigéneris personajes  un universo donde la lucha contra el tiempo se nos hizo poesía.

Taitantos, es un monólogo de seguro éxito en España, la segunda patria de Paulina que como un cóndor alzó el vuelo un tantico más allá del Aconcagua para hacerse con el texto de Olga Iglesias, y ponerlo a vivir en nuestra casa. Es una graciosa incursión por esos accidentes del tiempo que llamamos años; por esa larga vía sin regresos que emprendemos cuando parece que aún estamos sin dar el primer paso.

Y es que el tiempo irremediablemente hace su oficio, y lo hace sobre nuestras esperanzas, sobre nuestra geografía y arquitectura humana y nos deja esos nichos de memoria de donde a veces extraemos un reloj.  Ah, dichosos aquellos años… a sabiendas de que no es cierto de que ningún tiempo pasado fue mejor.

¡Qué manera tiene esta mujer para secuestrar por instantes a tan variados y complejos seres, ponerlos frente a nosotros y mostrar sus debilidades, sus entrañas sociales y cómo se entrecruzan en su camino para que no toque la puerta!

De hito en hito, Paulina Gálvez se transforma, se desdobla en una brillante incorporación de la compleja escolta social de su personaje asumiendo el rol de los antagonistas. De pronto sale de ella una hija adolescente, moderna, diferente, irreverente; una madre conformista, una amiga siempre lista para las sorpresas que te da la vida;  un pretendiente marginal de mal gusto, un amante arrepentido… y pudiera traer con ella hasta las  once mil vírgenes y la corte del Rey Arturo,  y todos y todas la haría de maravillas.

Paulina-Galvez-en-TAITANTOS-

Taitantos, dirigida por Leandro Fernández, puede verse en Teatro 8, un pequeño local para un gran teatro abriéndote los brazos  desde la 21 avenida y la calle 8 de Miami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *