Un sitio para el arte latinoamericano

428 views

Miami, 29 nov .- La ciudad de Miami, un lugar donde cada año exhibe lo mejor del arte plástico universal, ahora está dando un paso muy importante para consolidar un espacio donde el arte latinoamericano pueda ser apreciado de forma permanente.

SONY DSC

Esta semana se llevó a cabo una subasta de obras de varios de los artistas del área más reconocidos con la finalidad de obtener fondos para el funcionamiento del recinto. El futuro Museo de Arte Latinoamericano en Miami, ha sido un sueño largamente acariciado por el coleccionista y galerista dominicano-libanés Gary Nader, quien contó con la colaboración de entidades y especialistas para continuar adelante con su proyecto.

Para esta subasta logró reunir casi un centenar de piezas de un alto valor artístico las que fueron ofrecidas por un precio muy por debajo de catálogo, como fueron algunas de Matta, Wifredo Lam, Diego Rivera, y otros. Un reporte de algunas agencias de noticias, como EFE y otross medios locales dieron cuenta de los pormenores de la actividad. Así por ejemplo, se conoció que “las obras, donadas por particulares y entidades a beneficio del museo, fueron rematadas en la galería de Nader, en el barrio de Wynwood, que también alberga la colección de este apasionado amante del arte, que consta de unas 1.250 piezas de unos 220 artistas.

Se subastaron 117 obras, en su mayoría por debajo o rozando el precio estimado en el catalogo.

“Homenaje a Bonnard” (1971), un óleo del colombiano Fernando Botero, que tenía el mayor precio estimado en el catalogo (800.000/1.200.000) dólares, se vendió en 700.000.

“Idoli”, un óleo del cubano Wilfredo Lam de 1955, se vendió en 500.000 dólares y “Paisaje con casas”, del uruguayo Joaquín Torres García en 150.000 dólares.

El “Retrato de Carmelita Aviles” (1937), con un precio de catalogo de 500.000 a 600.000 dólares, era la única obra del mexicano Diego Rivera (1886-1957) en esta venta a beneficio del futuro museo. Se remató por 325.000 dólares.

Del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (1919-1999) se vendió un óleo sin título en 40.000 dólares, en este caso el mismo precio estimado en el catálogo.

Ciento sesenta mil dólares alcanzó un óleo del chileno Roberto Matta, proveniente de una colección privada de Puerto Rico.

El propio Nader dirigió la subasta, una de las actividades más destacadas de la Semana del Arte en Miami, cuyo centro es la feria Art Basel, que abrirá sus puerta del 1 al 4 de diciembre.

En el catálogo había varias esculturas y pinturas del colombiano Fernando Botero, de 84 años, del que Nader posee un centenar de obras, así como otras de Wilfredo Lam (1902-1982), uno de los artistas cubanos más cotizados de todos los tiempos.

Los mexicanos Diego Rivera (1886-1957) y Rufino Tamayo (1899-1991), el chileno Roberto Matta (1911-2002), el uruguayo Joaquín Torres García (1874-1949) y el peruano Fernando de Szyszlo, de 91 años, también estaban representados por alguna de sus obras en esta subasta.

Otras obras vendidas hoy están firmadas por los representantes del arte cinético venezolanos Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Diez, los argentinos Antonio Berni y Leòn Ferrari, el cubano Julio Larraz y los brasileños Vik Muniz y Os Gemeos.

“Latinoamérica es y ha sido una parte importante de la Historia global del arte y esta ciudad cosmopolita es el lugar perfecto para celebrar su significado”, afirma Nader desde el catálogo de la subasta para explicar su intención de dedicarle un museo.

El futuro museo estará albergado en un conjunto de viviendas de lujo con 250 unidades que Nader espera empezar a construir en unos dos años, cuando a su juicio el mercado inmobiliario de Miami puede haber recuperado su dinamismo, según dijo en una reciente entrevista con Efe.

Donde estará el museo está por determinar, aunque se baraja una lugar situada en el centro de Miami frente a la Bahía de Vizcaya. Nader dice que no hay nada decidido, que tiene no solo “Plan B” sino “Plan C”, y calcula que puede demorar unos 5 ó 6 años que el Museo esté en funcionamiento.

Su propósito es que el museo sirva no solo para albergar su colección en un lugar acorde con su importancia, sino para que sea una “plataforma” para el arte y los artistas latinoamericanos, cuya historia, según dice, “no está contada”.

“Miami es el centro cultural latinoamericano más importante”, señala Nader, quien tiene 55 años y abrió su primera galería en esta ciudad en 1985.

En la subasta no solo se vendieron al mejor postor obras de arte latinoamericano.

También había cuadros y esculturas de Andy Warhol, Frank Stella, Robert Indiana, Richard Hudson, Victor Vasarely y Martin Kippenberger, entre ellas.

Una obra sobre la publicidad de la sopa Campbell’s hecha en 1966 por Warhol alcanzó un precio de 140.000 dólares.

Una escultura formada con las letras de la palabra “Hope” (esperanza) de Robert Indiana se vendió en 275.000 dólares.

Nota: Información tomada de varios medios locales.